this for escaping w3 validation warning

hide


Las básculas son esas herramientas de trabajo que requieren de estar bien calibradas para que jueguen a nuestro favor.

Es claro que, cuando una escala no se encuentra debidamente calibrada o no está pesando adecuadamente podemos correr varios riesgos y dos son los que más afecta a cualquier negocio:

b) Pesos inexactos

Cuando no pesa adecuadamente dando mayor producto del que está marcado, esto lleva a pérdidas porque se entrega o envasa más de lo que se está registrando y puede ocasionar más allá de pérdidas. Cuando un producto debe contener una dosis en específico puede causar incluso problemas a un cliente.

Esto es muy claro en casos como los ingredientes en una fórmula, para un preparado alimenticio o bien para un producto elaborado.

El problema es igual si se pesa de más o de menos, por lo que el producto puede salir mal o el cliente se puede quejar.

Resultado de imagen para pesaje en el mercado

c) Multas

Lo anterior, además de los problemas con el cliente o con la pérdida de dinero por entregar mercancía de más, puede derivar en multas.

Los inspectores pueden pasar a revisar tus básculas para revisar que cumplen con las normas establecidas y de no hacerlo te pueden multar.

Dependiendo la industria y el problema encontrado será la multa y eso, también es una pérdida.

De hecho hasta pueden inhabilitar la báscula, cosa que detiene tu proceso y producción.

Por lo tanto es importante contar con un programa de mantenimiento a escala minorista

Así que si bien el tener una báscula en tu tienda puede hacer que su jornada laboral sea más fácil y más eficiente es importante por lo expuesto el mantener tu báscula bien calibrada ya que es vital para continuar midiendo productos precisos y exactos.

Aquí hay algunos consejos para mantener tu báscula limpia y funcionando bien durante muchos años.

a) Recalibración Anual

Asegúrate de recalibrar y mantener tu báscula anualmente o con mayor frecuencia si es necesario.

De esta manera, no tendrás que preocuparte si tu báscula mide elementos y materiales con precisión y puedes continuar ofreciendo productos precisos y seguros al público.

También querrás hacer esto porque te ahorrará tiempo y dinero a largo plazo.

A medida que los técnicos entren a tu tienda para recalibrar, podrán encontrar piezas que necesitan ser reemplazadas o reparadas.

Esto ayudará a reducir los costos más grandes durante todo el año y puede evitar que tenga que comprar otra balanza.

Fuente: lacasadelabascula.com

b) Polvo y claro de escombros

Entre calibraciones, asegúrese de limpiar regularmente y desempolvar su báscula por dentro y por fuera.

Esto no significa que tengas que desarmar todo, sino asegurarte de sacar el polvo de las partes móviles.

Esto ayudará a que la báscula mida con precisión sin esfuerzo ni daños. Puedes usar un paño suave y latas de aire condensado para limpiar cualquier residuo pequeño en las partes móviles y las celdas de carga de la báscula.

Fuente: omega-air.es

Esto limpiará la escala sin posiblemente mover o dañar las partes.

c) Mantener limpio y libre de óxido

Resultado de imagen para mantenimiento de bascula

Mantén siempre la báscula limpia y verifica si hay óxido o corrosión. Si tiene piezas metálicas móviles en tu báscula, existe una buena posibilidad de que se produzca óxido.

Fuente: quimica.fandom.com

Siempre revisa tu báscula y manténla seca y limpia.

Si usas una báscula en una tienda o en un restaurante, existe la posibilidad de que la humedad quede atrapada en la báscula.

Esto significa que puede ocurrir óxido o corrosión.

Una vez por semana revise tu báscula y limpia y desempólvala. Esto garantizará una vida útil larga y adecuada para la báscula y muchos productos pesados de manera confiable para tus clientes.

0 comment /

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

RSS
Follow by Email
Facebook
Google+
http://asociadosampi.mx/2019/12/27/la-calibracion-y-el-mantenimiento-en-las-basculas-de-negocios-minoristas">
Twitter